Reseña: El señor de los ladrones, Cornelia Funke

¡Buenas queridos limoneros! Como siempre, muchas gracias a los nuevos seguidores que van llegando al pequeño rinconcito que tengo en la red. Sé que tengo el blog bien descuidado, pero he estado con otros proyectos, y en suma a la universidad, apurarme con lecturas y con algunos problemillas personales, Hojitas no ha tenido una prioridad muy alta.

Hoy les traigo la reseña de uno de los libros que había anticipado con anterioridad y que tengo hace aproximadamente dos semanas leído. Lo he disfrutado, pero podrán leer mejor mi opinión en la siguiente reseña :3

            
Título: El señor de los ladrones
Autor: Cornelia Funke
Editorial: Destino
Páginas: 407
ISBN:  9788423334377 

Bienvenidos al mundo subterráneo y mágico de Venecia, Italia, donde los canales secretos y los tejados ruinosos sirven de escondite a prófugos y chicos con pasados misteriosos. Dos hermanos huérfanos, Próspero y Bonifacio, llegan a esta ciudad después de escapar de la casa de sus tíos, y no tardan en conocer a un chico muy peculiar que se hace llamar el "Señor de los Ladrones". Encantador y muy astuto, el Señor de los Ladrones es el jefe de una banda de muchachos callejeros a quienes les encanta cometer todo tipo de fechorías. Pero el Señor de los Ladrones tiene un secreto muy oscuro. Y, de repente, Próspero y Bonifacio se ven envueltos en un viaje fantástico hacia un lugar olvidado. Allí descubrirán algo que cambiará el curso de sus vidas... para siempre.
Como había contado en mi primer y por el momento único LCLC (para el que no sepa, básicamente mi propia versión del IMM), tengo una relación curiosa con este libro. 
Conociendo previamente a la autora y algunas de sus obras, desconocía por completo la existencia de esta novela. Recorriendo la blogsfera di a parar con que era recomendada como una lectura entretenida y no muy larga, y me llamó mucho la atención, es especial por la ambientación, y me lo apunté para leerlo en el futuro, si es que en algún momento me hacía con un ejemplar.
Esa misma tarde salí al Jardín Japones de por aquí y al volver con mis amigos nos dimos una recorrida por una conocida feria repleta de puestos de compra venta de libros. Para mi sorpresa, me encontré con un ejemplar del Señor de los ladrones, a un precio más que accesible, y si bien estaba algo descuidado (tiene restos en unos bordes de que le hubiese entrado agua o algo por el estilo), sabiendo que no lo conseguiría en otro lado y que debía tomar ese encuentro como una señal (?), lo compré.

Luego de haber finalizado con un par de lecturas, lo comencé, esperando encontrarme con ciertos rasgos típicos de la autora. He de aclarar que lo único que he leído de ella, además del libro merecedor de esta reseña, es su trilogía de Tinta, cuyo tercer libro tengo pausado al ser tan pesado, pero ese asunto lo trataremos en su debido momento. 
Pero... la lectura de El Señor de los ladrones me ha resultado mucho más ágil y ligera que los otros libros de la señora Funke.
Con capítulos en su mayoría cortos, jugando con las focalizaciones y el tiempo, Funke logra obtener una narración mucho más práctica y -se me ocurre este término- digerible. 

En la trilogía de Tinta se destaca el uso de palabras complicadas y maravillosas descripciones, algunas metáforas, y como los que lo habrán leído saben, muchos momentos en los que no sucede nada y querés estamparte el rostro contra el libro.
En cambio, en este libro Funke ha puesto más movimiento y más de una vez ha llegado con alguna sorpresa. No son grandes cosas, debemos recordar que es un libro dirigido a un público mayormente infantil, entrando en la adolescencia (como nota destacamos que los protagonistas tienen aproximadamente 11 años... ).

Aprovecharé para hablar de los personajes. Son bastante... caricaturizados. Algunos destacan mucho más que otros, Próspero en particular, a pesar de ser de los principales, no se ganó nada de mi parte, ni cariño ni desprecio. Bo al principio lo amaba y luego quería pegarle un bofetón,  pero al ser un niño de 5 años no puede provocarte más que ternura con su visión del mundo y de quienes le rodean, eso si, sorprende mucho hacia el final. El resto del grupo de ladronzuelos es amigable a su manera, creo que están bien agrupados y se complementan.
Escipión... pues esperaba otra cosa de él. Hay momentos en que me resultaba contradictorio o no lo comprendía, a veces poco realista, en otras me caía muy bien y me daba pena... Es el más multifacético de todos, sin duda alguna, pero no puedo terminar de armarme una imagen de él, excepto al final.
Ida se ha convertido en mi preferida, no diré mucho.
Por caricaturizados me acerco más a los adultos que a los niños, ya que son un tanto estereotipados, tienen imágenes que podemos aclarar en nuestras imágenes con facilidad por que seguramente nos recordarán a personajes que hayamos visto alguna vez en la televisión o películas.

Acostumbrada al sello mágico de la autora, esperaba encontrarme con mucha más fantasía, cosa que no fue así por lo que terminé ligeramente desilusionada  pero a la vez complacida, siento como si Funke se adueñara de cierta madurez, o creo, quizás, que está relacionado a los asuntos con los que trata el libro: la niñez y la adultez,como los niños desean crecer y los adultos desean volver a ser pequeños. Por ese lado tiene lindas reflexiones y eso lo vuelvo recomendable a no solo menores.

Algo que me ha gustado mucho es como los personajes van cambiando de posición, los conocemos y no se estancan en un lugar. No sé como explicarlo, me refiero a que nunca quedan establecidos como... "estos son los buenos y estos son los malos", se dan varios giros y esto ameniza más la lectura.

Tiene sus partes algo aburridas, si, pero otras me han encantado. Lamentablemente, acostumbrada a la fantasía de la autora, siento que el único elemento fantástico introducido aquí ha quedado algo desubicado, solitario, lo que es una pena.
El libro se pone mucho más intenso e interesante en la segunda mitad. No es una super lectura, puede que a los niños les guste más que a mi, pero creo que transmite un lindo mensaje que todos debemos tener siempre presentes...


Mi puntaje es...
3 limoncitos y medio (casi 4 en este caso) de 5

Recomendable pero no imperdible.

Tengan un buen inicio de semana, intentaré -una vez mas lol- ponerme a completar el blog, que como verán en el menú de arribita, se encuentran los nombres -resumidos (?)- de las secciones. 
Nos vemos pronto.

Saludos, Aka.

5 Limoncitos

  1. Pues a mi me llaman los libros de esta autora, pero no me acaban de convencer >-<

    ResponderEliminar
  2. Pues este a nivel idea es original y me ha gustado, pero difiere bastante en escritura respecto a la saga de Tinta. No te digo que te aventures con esa por que es bien larga, pero el primer libro queda bastante cerrado, el segundo si reclama leerse el tercero.

    Los otros libros de Funke no los he leído, quizás lo haga algún día.

    ResponderEliminar
  3. Me encanta que puntúes con limones, con lo graciosos que me parecen (y lo deliciosos que están con un poco de azúcar...).

    No he leído nada de Funke (casi un pecado), pero vistos esos contras, esperaré a iniciarme con otra de sus obras.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Me recuerda un poco así por sinopsis a La Leyenda del Ladrón, pero habría que leerlo a ver.

    Por cierto, he actualizado con información sobre la lectura conjunta, así que si pasas y lo revisas, tanto mejor.

    ResponderEliminar